Financiación propia y ajena

Planificar los recursos financieros de la empresa es primordial para la supervivencia de la misma. Las empresas acuden a financiación propia y ajena para solventar sus necesidades financieras. 

El responsable financiero debe asegurarse de la estabilidad financiera de la empresa y elegir la financiación que más se ajuste a las necesidades del negocio. Las opciones de financiación cada día son mayores por lo que realizar un plan estratégico de financiación es primordial para controlar y diversificar las fuentes financieras y ahorrar costes. A continuación te contamos las diferentes fuentes de financiación a las que puede acceder una empresa y las diferencias entre la financiación propia y ajena.

Financiación propia y ajena