Pedir préstamo para un negocio, pasos a seguir

Pedir un préstamo puede ser un proceso ágil y sencillo. A continuación te dejamos una pequeña guía para pedir un préstamo para tu negocio. ¡Paso a paso!

Pedir un préstamo es uno de los procesos por los que han pasado la mayoría de las empresas ya que muy pocas no han solicitado un préstamo en algún momento de su actividad. Pedir un préstamo no debe considerarse como algo negativo sino como algo normal para el buen cauce y crecimiento de una empresa. En ocasiones puede producir un poco de temor debido a los trámites y papeleos. Sin embargo, pedir un préstamo cada vez resulta un proceso más sencillo. A continuación te explicamos todo lo que debes tener en cuenta si vas a pedir un préstamo y los pasos que debes seguir para pedir un préstamo para tu empresa.

Pedir préstamos para empresas

¿Es bueno pedir un préstamo?

¡Por supuesto que sí! Pero todo en su justa medida y habiendo antes analizado muy bien las necesidades de tu negocio. Muy pocas empresas pueden hacer frente a sus necesidades de inversión o disponer de liquidez únicamente con fondos propios. La financiación ayuda a poder realizar la inversión en el momento que consideres oportuno. Por lo tanto, es necesario ver la financiación ajena como algo positivo que te va a permitir crecer o desarrollar tu negocio de una manera eficiente.

Ventajas y desventajas de pedir un préstamo

Como todo, pedir un préstamo tiene parte positiva y parte negativa, te contamos tanto las ventajas como las desventajas de pedir un préstamo para tu empresa.

Ventajas de pedir un préstamo

  • Flexibilidad 
  • Facilita la posibilidad de hacer inversiones
  • Devolución sencilla

Inconvenientes de pedir un préstamo

  • Necesidad de planificación
  • Generalmente, necesitarás avales o garantías

Características a tener en cuenta al pedir un préstamo

Tipo de interés

Ten en cuenta que tipo de interés te están ofreciendo. Principalmente te pueden ofrecer dos tipos de interés:

  • Tipo de interés nominal (TIN). El interés acordado entre el acreedor y el solicitante del préstamo
  • Tipo de interés real. La diferencia entre el tipo de interés nominal y la inflación.

Devolver el préstamo

Ten en cuenta que cada producto tiene una modalidad de devolución. El plazo de devolución puede dividirse en: 

  • Devolución en cuotas mensuales. De manera general los préstamos se devuelven mes a mes en cuotas que contienen capital más intereses. Por lo que hasta el vencimiento del préstamo tendrás que devolver una cantidad de dinero cada mes. 
  • Devolución al vencimiento. En determinados casos, como en los préstamos a corto plazo, la cantidad de dinero total puede devolverse al final de la operación.

Sistema de amortización

El sistema de amortización se divide en:

  • Sistema de amortización francés. Sistema más utilizado. Se caracteriza por tener las mismas cuotas de amortización durante todo el periodo del préstamo. La proporción de intereses es mayor al principio que al final.
  • Sistema de amortización alemán. La amortización del capital se realiza de forma constante. La proporción de intereses es menor al principio que al final.
  • Sistema de amortización americano. El capital se amortiza en la última cuota.

Consejos para pedir un préstamo

Como hemos comentado inicialmente, los trámites de pedir un préstamo pueden ser flexibles y fáciles. Te dejamos algunos consejos para pedir un préstamo para tu negocio:

  • Haz un plan de financiación, antes de pedir un préstamo debes tener claras las necesidades financieras de tu negocio. Además te ayudará a establecer bien tus objetivos. De este análisis debes tener clara cuanta cantidad se necesita y con qué finalidad, cuál sería el plazo ideal de devolución y la modalidad de hacerlo teniendo en cuenta tus ingresos y gastos futuros.
  • Investiga las posibilidades de financiación. No es lo mismo que necesites hacer frente a una inversión grande o necesitar financiar el circulante. Una vez claras tus necesidades debes informarte de los diferentes productos de financiación. A modo de ejemplo te citamos algunos de ellos: Líneas de créditos, préstamos para inversión, préstamos para circulante, factoring o anticipo de facturas, descuento de pagarés …
  • Consulta la CIRBE. La Central de Información de Riesgos del Banco de España, es una base de datos en la que se recoge si tu empresa tiene obligaciones (deudas) contraídas con entidades bancarias. De esta manera las empresas que valoran la concesión de tu préstamo determinan el nivel de riesgo de la operación y capacidad de devolución de tu negocio de la financiación solicitada.
  • Pide el dinero que necesitas. Ni más ni menos, solicita únicamente la cantidad necesaria.
  • Establece el plazo. Como te adelantaba antes, haz una previsión de cuando vas a poder devolver la cantidad solicitada. Es importante que negocies bien el plazo y la forma de devolución ya que esto te evitará futuros problemas.

Donde pedir un préstamo

Existen varias posibilidades para pedir un préstamo, nos centramos en aquellas opciones que están enfocadas a la financiación de empresas.

Donde puedo pedir un préstamo para un negocio

Una de las cuestiones que genera mayor incertidumbre es en donde pedir un préstamo. Por eso te dejamos varias posibilidades:

  • Ayudas y subvenciones. Es el primer tipo de financiación que debes buscar, ya que no implica un coste para tu negocio. Pueden existir ayudas para tu sector, por comunidades, para nuevas empresas, por la innovación… infórmate de si tu negocio cumple los requisitos para solicitar alguna de ellas. 
  • Créditos del Instituto de Crédito Oficial (ICO). Es una financiación en condiciones preferentes. La financiación es concedida por una entidad pública adscrita al Ministerio de Economía y Competitividad. En ocasiones se gestiona a través de entidades bancarias. 
  • Financiación bancaria. Es la opción más conocida. Dentro de la financiación bancaria puedes disponer de varios productos financieros: préstamos financieros a medio y largo plazo, líneas de descuento, pólizas de crédito, etc. Cada entidad bancaria ofrece unas características y unos requisitos diferentes, debes tener en cuenta la contratación de productos adicionales, tarjetas, domiciliar tu nómina, seguros… ya que en ocasiones van estrechamente ligados a la financiación e implica un coste superior para tu empresa.
  • Crowdlending o financiación alternativa. El crowdlending conecta a empresas con necesidades de financiación con inversores privados u otras empresas que les prestan su dinero. Por tanto, las empresas acceden a la financiación que necesitan mediante la